Leche Frita. Empieza el carnaval

3 02 2008
leche_frita

No se sabe muy bien cual es su origen, lo ciertos es que muchas son las regiones españolas que dicen tener la auténtica y verdadera receta de “Leche Frita”, aunque si es verdad con distintas variantes todas ellas.

Todos los indicios indican que San Sebastián es el punto de origen de éste exquisito y famoso dulce de elaboración casera, aunque es uno de los postres más tradicionales de todo Castilla y León y el resto de España.

Su forma de elaboración se realiza siguiendo recetas tradicionales, con variantes por zonas, como ya he comentado, pasadas de madres a hijas.

La podemos encontrar con distintos formatos, aunque lo más extendido es en forma cuadrada o rectangular de unos 3-5cm y un espesor de 1-2cm, todo está en la paciencia de quien la realiza.

Su color es llamativo a la vista, al estar rebozadas y fritas, su color es dorado, con textura cremosa, pero con consistencia.

Como presentación, la podemos espolvorear con azúcar (normal o glass), con canela o bien una mezcla de ambas.

Lo bueno es que no nos tiene que dar reparo en comerla ya entre sus múltiples atractivos encontramos con un aporte calórico más bien bajo, para ser un dulce rico y sabroso, que ronda las 200kcal / 100gr.

Ingredientes para un buen plato:

  • 6 huevos
  • 60 gr. de maicena
  • 60 gr. de harina
  • 120 gr. de azúcar
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 1 nuez de mantequilla
  • 1/2 l. de leche

Para decorar:

  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • 100 gr. de azúcar glass

Elaboración:

Se pone en un cazo la leche a hervir.

En otro cazo, se ponen los huevos batidos, el azúcar y la vainilla.

Luego se agrega la harina y la maicena en el segundo cazo y se remueve todo muy bien.

A continuación, se le añade la leche hirviendo y, sin dejar de remover, se deja cocer unos cinco minutos.

La crema debe de quedar muy espesa, si no es así, se le añade más maicena diluida en leche y se le agrega poco a poco hasta alcanzar el espesor adecuado.

Se pasa la crema por un colador grande para que no queden grumos, ya que quedarían muy desagradables al paladar.

Se unta una fuente de horno, ya que tiene rebordes y bastante base, con un poco de mantequilla y se vierte la mezcla, hasta que cuaje bien, se corta en porciones regulares y se desmolda.

Se pone una sartén al fuego con bastante aceite.

Las porciones se pasan por harina y huevo batido, se rebozan bien por ambas caras y se fríen en la sartén.

Cuando estén doradas, se sirven en una fuente espolvoreada con azúcar y canela.

De esta manera ya estarían listas, pero para los más “atrevidos” las aconsejo flambeadas con un buen licor, le dan un toque especial.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: